Un día decidió no volver a hablar con él, consciente de que todas sus preocupaciones, todas las inquietudes de las que le hacía partícipe, solo servían para engrosar su literatura.

Sobre Aner

AnerHay indicios de que nací en el 82. Escritor, pensador, compositor y físico teórico. Qué va, es todo mentira, maldita sea. Soy diseñador gráfico. También hago canciones pegadizas. Pero ante todo soy persona. Persona humana, en concreto.